Damas de honor en una boda: qué significa y cuál es el protocolo

Contenidos

Conocer el papel de las damas de honor en las bodas te ayudará a llevar a cabo correctamente el protocolo, en caso de que hayas sido seleccionada por la novia para ocupar esta posición. Cuando somos elegidas como damas de honor nos podemos sentir privilegiadas, porque la novia nos tiene en gran estima y así nos muestra su entera confianza.

¿Qué significa ser dama de honor?

Las damas de boda se convierten en la mano derecha de la novia. Es posible que este nombramiento en España aún no haya ganado el reconocimiento que tiene en otros países, pero poco a poco la dama de honor ha ido adquiriendo más protagonismo.

Ser dama de honor significa estar apoyando a la novia desde el momento en que esta ha sido nombrada. Desde ese momento, y siempre que la familia de los novios permita que las damas tengan funciones en la preparación de la boda. Una dama puede exponer sus ideas para que la ceremonia salga perfecta en torno a la novia.

Para conocer mejor el papel de la dama de honor es necesario que conozcas su tradición, que está muy arraigada a sus funciones antes y durante la ceremonia, así como en la celebración del evento.

¿Cuál es la función de una dama de honor y de dónde viene esta tradición?

Las funciones de la dama de honor en una boda podemos describirlas según el entorno cultural. Tal vez en España se limita a pocos asuntos, como a la preparación de la despedida de soltera e, incluso, a la elección de las flores o ayudar a la novia a vestirse y prepararse el día del enlace.

damas de honor

Atendiendo a una de las teorías del origen de esta tradición, a las damas se las puede comparar a un séquito, como aparece descrito en textos bíblicos, respondiendo a su función de amas de llaves. Por supuesto con una posición muy inferior al de la novia. Ahí podemos explicar el papel tan importante que tienen en la actualidad a la hora de ayudar a la novia a prepararse para el día de las nupcias.

Encontramos otra tradición que nos habla acerca de los vestidos de las damas, y cómo en la Edad Media iban vestidas idénticas a la novia con tal de engañar a los malos espíritus y proteger a la contrayente.

Las damas de honor en la actualidad

Las damas de honor suelen estar con la novia en el momento de elegir el vestido de novia, ayudándole con sus puntos de vista. También deben negociar con ella sus propios vestidos, que no deberán destacar tanto como el de la protagonista. Debido a que las damas deben pagarse sus prendas para ese día, lo mejor es darles cierta libertad en lo que respecta al diseño.

En muchos países, actualmente, a las damas de honor se les da incluso la libertad de organizar el evento, pudiendo elegir entre distintas bodas temáticas. No nos debe extrañar encontrarnos con un mayor auge de bodas vintage, que son muy atractivas para los invitados. Aunque no siempre se les obliga a llevar vestidos antiguos, debido a que muchos requieren del trabajo de sastres.

Existe la posibilidad de que las damas puedan estar acompañadas por sus respectivas parejas, aunque el protocolo principal nos indica reglas muy diferentes a las que se practican en la actualidad, en donde hay más libertad en todos los sentidos.

¿Quién elige a las damas de honor en las bodas?

Las damas de honor, al ser la mano derecha de la novia, son elegidas por esta misma, ya que deben ser de su entera confianza. Generalmente, esta elección se lleva a cabo en el entorno de las amigas más cercanas, hermanas, primas y familiares cercanas.

Como las damas suelen acompañar a la novia a la hora de comprarse el vestido, esta requiere de toda la sinceridad y confianza de sus elegidas, sabiendo que sus opiniones serán fundamentales para lucir genial uno de los días más importantes de su vida.

protocolo de las damas de honor

Las damas de honor, por lo general, conocen mejor que nadie a la novia, sus gustos, sus temores, sus deseos, por eso son seleccionadas para acertar en todo lo que rodee a la protagonista de la boda. Estos conocimientos los pondrán en marcha durante la despedida de soltera, así como en los más pequeños detalles.

¿Cuál es el protocolo?

Si debemos mirar el protocolo más estricto en torno a las damas de honor, realmente existen muchas limitaciones en el momento de elegirlas, hecho que puede dificultar a la misma novia.

El protocolo dice que la dama de honor debe ser soltera, algo que no se cumple siempre. También nos indica que las damas son el séquito que acompaña a la novia hacia el altar, aunque esto cambia mucho en la realidad española, a pesar de algunos casos.

Las damas son las encargadas de llevar las arras, a menos que se prefieran a los pajes de boda que, en muchos casos, suelen ser niños, cuando no las entregan los padrinos. Asimismo, cuando la boda es religiosa, las damas deben ocupar la segunda fila de asientos en la iglesia, dando prioridad a los padrinos y padres de los novios en la primera fila.

El vestido de las damas, al menos el color, es elegido por la novia. Las damas pueden llevar un pequeño ramo, que funcione para resaltar más el ramo de la novia. Durante el evento, si eres dama de honor, deberás atender a los invitados o estar al cargo de, por ejemplo, la entrega de recuerdos o del acomodamiento de los asistentes, según las preferencias de los novios, siempre con su beneplácito.

Las damas de honor en las bodas tienen el privilegio de haber sido seleccionadas por la novia, ya que tienen la plena confianza de esta. Si eres elegida, simplemente disfruta de tu posición buscando ayudar a la protagonista en todo lo que te pida.

¿Te gusta el post? Compártelo en tus redes

¿Necesitas más información soBre el complejo?

Contacta con nosotros y te asesoremos segun tus necesidades

discoteca El Olivar