Protocolo para bodas de día: 4 reglas que debes conocer

Contenidos

Las bodas de mañana o de tarde son tendencia indiscutida. Permiten un festejo al aire libre y en contacto con la naturaleza en sitios increíbles. Además, relajan el código de vestimenta de novios e invitados y hacen posible que todos lleguen sin sueño al fin de fiesta. Pero atención: si os vais a casar bajo la luz del sol deberíais saber que existe un protocolo para bodas de día. Para no dar ningún paso en falso, no os perdáis detalle.

Protocolo para bodas de día: todo lo deberíais tener en cuenta

En efecto, hay algunas reglas básicas para bodas y eventos de día que os conviene conocer para que el día más importante de vuestra vida todo salga de maravilla.

1. Vestimenta

Conjunto perfecto de los novios

Si bien una celebración de día es menos estructurada y formal que una nocturna, hay algunos detalles que deberíais apuntar para acertar en todo. Para la novia, el vestido no necesariamente debe ser largo (aunque tampoco minifalda). ¿Cualquier modelo? Pues no: el estilo sirena queda descartado cien por cien.

El peinado puede ser desenfadado, aunque el pelo suelto no luce elegante. Las joyas, sofisticadas y discretas (pequeñas). El calzado debería ser cómodo o ser reemplazado por un plan B para el momento del baile. Por último, el maquillaje debe ser sutil y de colores cálidos.

El novio puede vestir de cualquier color, aunque el negro y el azul marino no son los más populares para fiestas al mediodía o vespertinas.

Código de vestimenta para los invitados

El blanco es un color que está prohibido. No importa que sea vox populi que la novia irá de rojo y el novio con traje de lino celeste… No hay excusas. La única que puede ir de blanco es la novia, aunque muchas veces el novio, para combinar con el atuendo de ella, también apuesta por este color.  Por ser una boda de día, el negro tampoco es conveniente, ya que es un color sumamente elegante, pero asociado a la noche.

En el caso de las mujeres, los escotes pronunciados y los hombros descubiertos no son una buena elección, en especial si habrá una ceremonia religiosa. Tampoco las faldas y vestidos demasiado cortos y con pedrería en exceso. Y algo importante: aunque el sol raje la tierra, las gafas de sol no son parte del protocolo para bodas de mañana o de tarde.

Protocolo para damas de honor

Deberían llevar vestido por debajo de la rodilla y de manga larga. Si usan guantes, manga francesa (tres cuartos). La pamela es parte del atuendo de toda invitada a una boda de día, salvo que el día sea gris y lluvioso (pamela y paraguas no conforman una buena dupla). Es un accesorio de uso obligado durante todo el evento; no debe quitarse ni para ir al servicio.

2. Tiempos y espacios para cada una de las etapas del evento

¿Qué tipo de lugar elegir?

Uno que cuente con distintas opciones y espacios. Una boda de día requiere un jardín o gran patio para recibir a los invitados y realizar la ceremonia religiosa. También un salón grande y cubierto (o la típica carpa blanca), en caso de que el tiempo no acompañe. Asimismo, es importante que el lugar escogido cuente con bellos rincones y bonitos escenarios donde hacer fotografías a los novios antes, durante y tras la celebración en sí.

Cóctel de bienvenida: ¿sí o no?

Definitivamente sí. Ciertamente, es un modo fenomenal de recibir a los invitados, darles algo de comer para que no beban bajo el sol y el alcohol les caiga fatal. Se espera así el comienzo del ritual religioso o de la fiesta en sí. Si es en un espacio abierto, tanto mejor.

¿Dónde y cuándo se lleva a cabo la ceremonia religiosa?

Si está prevista en el mismo lugar donde se llevará a cabo la recepción de la boda, lo ideal es que sea al aire libre, si el tiempo lo permite. ¿El horario? Entre el mediodía y la una de la tarde es lo mejor.

¿Cómo llega la novia?

Cuando la celebración religiosa y la fiesta se organizan en una finca, por ejemplo, la novia puede llegar en un coche especial o en un carruaje, acompañada del padrino o del mismo novio. Es muy romántico y suele sorprender a los invitados.

El primer baile: los novios abren la pista

La informalidad propia de una boda de día hace posible que el vals característico para el baile de los novios con sus padres y padrinos sea reemplazado por una canción que caracterice a la pareja. En español o en otro idioma, pero que hable del nuevo matrimonio. Es una forma de personalizar aún más el evento y de que cada detalle hable de la pareja que conformáis.

3. Decoración

¿Qué adornos elegir y por qué?

En lugar de velas y lucecitas típicas en bodas de noche, en las bodas y eventos de día abundan las flores del color que elija la pareja de novios y que combine con el estilo de la decoración de la fiesta en su totalidad. También se utilizan banderines o guirnaldas en tonos pálidos. Se utilizan para destacar algunos espacios dentro del establecimiento: para la ceremonia, el baile, la comida, la barra de bebidas, etcétera. Para ello, asimismo, se usan carteles con frases divertidas y marcos con o sin fotografías, adornados con flores, cintas o cordones. Sin duda, todo es más desestructurado durante el día: las reglas de protocolo se flexibilizan en este tipo de eventos.

4. Menú de la boda

Por tratarse de una boda de día, el banquete de bodas debe incluir platos un tanto más ligeros que los típicos para un festejo nocturno. La idea es que los invitados no pierdan energía a causa de la comida y bailen a plena luz del día con entusiasmo. Desde el Complejo El Olivar, gracias a nuestros 40 años de experiencia, podemos ayudaros a elegir el menú de bodas perfecto en función de tus necesidades, gustos y preferencias.

Como advertiréis, no es cuestión de improvisar. Solo tenéis que incorporar cada una de estas reglas básicas de protocolo para bodas de día a vuestro wedding planning. ¡Y a disfrutar!

¿Te gusta el post? Compártelo en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Necesitas más información soBre el complejo?

Contacta con nosotros y te asesoremos segun tus necesidades

discoteca El Olivar